viernes, 22 de octubre de 2010

Robotica
Una convocatoria literaria. "Este jueves un relato"

La redacción

16 Enero 1973 Me llamo Javier y tengo 11años, hoy mientras esperaba en la puerta del cole que mi padre pasara a recogerme pensaba en la redacción que nos ha mandado don Gustavo dice que hablemos sobre robots, pensé que mañana me pondrá un cero, lo mío no es hacer redacciones me gustan más las mates y los problemas pero tengo que hacer algo, la última redacción saque un seis y luego me lo dejo en un cuatro por las faltas de ortografía.
He oído a los otros niños que van a hacer una redacción sobre los dibujos de la tele, si, esos de Mazinguer Z y su novia Afrodita A. yo no sabía que los robots podían tener novia, pero por lo visto sí. Todos los de mi clase ven esos dibujos. Al subir al coche de papá le he preguntado si él sabía algo de robots y me ha dicho que bastante tenía él con el imbécil de su jefe para pensar en robots.
Josete que debe de ser rico porque sus padres se han separado (su padre le pasa a buscar con un cochazo un Citroen Tiburón brillante) le compra muchas cosas tiene un robot con un mando y un cable bastante largo que anda para adelante y para atrás y dice una y otra vez “hola soy Simón” dice que le va a hablar de su amigo Simón.
Mi madre tiene una especie de robot, es una aspiradora de esas que se comen las pelusas y los pelos de Trufa mi perra pero si hablo de eso…se van a reír de mi y como encima hay que leerla en clase delante de todos ya oigo las carcajadas.
Mi hermana Sonia entra por la puerta ella tiene 15 años y siempre sube sonrojada y con los pelos revueltos, pasa corriendo al cuarto de baño. Dice mi padre que le debe funcionar mal la vejiga porque siempre viene haciéndose pis jajaja cuando sale del baño esta repeinada y vuelve a tener la blusa del uniforme en su sitio para sentarse a la mesa .Hoy le he preguntado a Sonia si sabía algo de robots y Sonia me mira despectivamente y mira a mis padres haciendo una mueca ¡¡Vamos como si yo estuviera loco!! Me parece que lengua la voy otra vez a suspender. Sonia pide permiso para levantarse de la mesa, recoge su cubierto y se mete en su cuarto. No sé por qué, yo tengo que esperar hasta que mi padre se toma hasta el café mientras termina de ver las noticias en la tele.¡¡La tele!!¿No es un robot la tele? Tiene fusibles y cosas de esas porque la última vez que se estropeó vino un entendido en eso y le cambio un fusible de esos que llevan por dentro y debió costar un dineral porque mi padre se enfado mucho y dijo que a “la mierda la extra” .No tengo puñetera idea de lo que es la extra, pero de dinero tenía que tratarse porque lo dijo mientras sacaba un billete de mil pesetas, del sobre amarillo que siempre le entrega a mi madre el día uno de cada mes.
Me voy a mi cuarto a ver si se me ocurre algo. Al pasar por el cuarto de Sonia como siempre, llega hasta el interior de su habitación un cable negro, la puerta no se puede cerrar del todo por culpa del cable, es el teléfono. Ella está sentada en el suelo al lado de la puerta, el cable no da para más. Habla con su amiga Carmen de esos chicos mayores que van al instituto y que lo menos tienen 16 años. Cuando cuelga el teléfono lo vuelve a dejar en el aparador del pasillo.¡¡El teléfono!!¿Acaso no es un robot el teléfono? Si le abres las tripas tiene cables y cosas de esas y no entiendo mucho como el cable puede llegar hasta casa de mi abuela que vive en Barcelona, de Carmen si porque vive aquí al lado, en el otro portal pero ¿Hasta casa de mi abuela? Tiene que ser algo de robótica porque la magia…creo que no existe. Pero… ¿qué puedo decir yo del teléfono? Mientras pienso esto vuelve a sonar esa musiquita ya tan familiar de una caja de música en el cuarto de Sonia, se la regaló mi abuela,la de Barcelona,dice que la tenía guardada para su primera nieta porque era de ella cuando era joven, es muy graciosa a mí me gustaba verla bailar Sonia solía darle cuerda y salía de dentro una bailarina que daba vueltas y vueltas mientras sonaba una dulce música. Pero ahora la tiene escondida y nunca me deja verla, cuando terminaba la música dejaba de sonar la bailarina se paraba y se abría una tapa como con un muelle y era como un cajoncito de secretos y ella mete allí un papel o varios no lo sé cuidadosamente doblados y creo que son notitas de ese chico del insti que la acompaña. Le ha dicho a Carmen que le ha hecho otro poema y le ha estado leyendo algo por teléfono pero no me he podido enterar muy bien porque si me ve mi padre espiándola me llevo un capón de regalo.¡¡La caja de música!! ¿No es acaso un robot la caja de música? Tiene muelles, tornillos una bailarina que baila y suena la música cuando le das cuerda…no sé. No creo que eso le sirva a mi profe de Lengua…
Pasó la tarde sin que se me ocurriera nada, no fue mucho rato pero al final dejé de pensar en ello y me puse a pensar en la escusa que le pondría a Don Gustavo. Fuera lo que fuera a él no iba a servirle. Me puse a hacer los problemas de mates y a repasar la lección de historia sobre el caballo de Troya que la Seño Natália dijo que iba a preguntar.

Mas técnologia robótica en casa de GUS

h">

27 comentarios:

  1. Hola bello blogg, bellas entradas, te encontré en un blogg común, si te gusta la poesía te invito al mio,será un placer,es
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    muchas gracias, buen viernes, besos.

    ResponderEliminar
  2. Medea, me ha encantado tu relato. ¡Menudo pedazo de redacción que le ha salido al chiquillo! Yo creo que, sin él saberlo, tiene un 10, por lo meno :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. ¡Que manera de zafarse de un tema, contando una historia maravillosa!!!!
    Mazinguer- Z, Afrodita, la hermana de sube y se vá directamente al baño... jajajaja me suena tanto...

    La diferencia de edad de los hermanos, con vivencias tan dstintas...en la misma casa...

    Te has puesto en la piel del niño perfectamente.
    Me ha gustado mucho, tienes una imaginación desbordante y escribes muy bien.
    Me he reido un ratito.
    Gracias.
    Un besito

    ResponderEliminar
  4. Don Vito, muchas gracias por pasarte por aquí y comentar mi relato.
    Me encanta la poesía pero es una faceta que aunque en ocasiones he acariciado por encima, no la tengo bien controlada así que pasaré por tu Blog y me deleitaré con ella esta tarde. Un besito

    ResponderEliminar
  5. Mari Carmen. Gracias por tus palabras,la verdad es que me faltaba inspiración para este tema, pero luego ante la negativa de mi mente, mi corazón empezó a escarbar en el pasado y con algunos recuerdos fui hilvanando y salió esto. Un beso

    ResponderEliminar
  6. Luna, ¡qué alegría verte por aquí! Gracias por tus palabras.No era mi tema preferido pero al final parece que ha salido algo curioso, jajaja yo veía a MazinguerZ. Me alegra que te haya hecho reír, recordar las mismas situaciones que yo recuerdo y que en estos tiempos parecen de otra era. Un beso grande

    ResponderEliminar
  7. Curioso personaje el que has elegido para narrar, los ojos de un chiquillo. Y terroríficos los profes, yo tenía dos como esos Don Gustavo y Doña Natàlia, les tenía terror!

    Parece una alegoría de Mazinger "El dios demonio" y el Doctor Infierno!

    Besito.

    ResponderEliminar
  8. Pues me ha gustado la forma que le has dado al relato, como protagonista un niño.
    Primavera

    ResponderEliminar
  9. Yo creo que si el niño le muestra a Don Gustavo lo que ha escrito Medea se saca un 10 felicitado.
    Hermosísimo!
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Medea, creo que te has equivocado jajajajaja los que veían Mazinger-Z eran mis hijos....(bueno y de paso, yo,,,,)
    Mis hijos tienen 38 y 36 años y todo lo que has contado me es familiar porque ha sucedido en mi casa, con mis hijos.
    Una época maravillosa, bueno, la de ahora también con mis nietas.
    Ahora veo a Pocoyo, todas las princesas de Disney, Hannnha Montana, bailo la canción de la fea...enfin, lo que toca.
    sigo diciendo que me ha encantado la historia....
    Besitos, princesa.

    ResponderEliminar
  11. Ohhh cuanto hace que no escuchaba ese glin glin de las cajitas de música!
    A los ojos de un niño todo es misterioso, es una mirada ansiosa por descubrir que hay detrás de los cables y mecanismos.
    La seño Natalia estará encantada con esta redacción
    ;)

    ResponderEliminar
  12. Jajajaja, la seño Natàlia, me parto Medea. Yo al Javier le ponía un 10 o un OK o un como se llame, porque no le falta ni pizca de inventiva en el tema robótica, intuye y capta la tira.
    Nada de "ogra" soy dando clases, según insinua la cruel Helénica, menuda ella.
    Dile que le regalo un viajecito dentro del Caballo de Troya junto con los héroes y el prota, un chico rubiales que le haría "tilín" a su hermanita, esa de la cajita. Queda en pie.
    Te felicito por esta redacción mental de un niño, porque una vez pasada a palabras te ha salido divina, !oh Medea! la bruja la encantadora.

    ResponderEliminar
  13. Jajaja Verónica,que tiempos aquellos donde yo viví a los profes y se les tenia respeto,se les llamaba de Vds y si el respeto tenía que implicar miedo casi que mejor,no como ahora, que son colegas por desgracia de esos profes, a los que han pretendido acercar tanto al alumno, que casi han perdido sus derechos.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  15. Gracias Any por tu comentario.Creo que la seño Natàlia me ha puesto muy buena nota.Un beso desde el otro lado del charco.

    ResponderEliminar
  16. Jajaja Nátali,sabía que tarde o temprano te pasarías por aquí,no pensaba escribir nada este jueves ,pero el viernes por la mañana me faltaba algo,¡¡jod...tenía mono!! Así que me puse y sobre la marcha, salió esto que creo que al final quedo gracioso, como suelen quedar las cosas vistas desde la inocencia de un niño y la verdad es que me bloquee al final y no veía la forma de acabar. Mi coco empezó a escupir ideas y esto podría haber sido la historia interminable. Así que echando mano de ti y de Gus pude ponerle el punto final. Si eres como profe la mitad de buena que como escritora y ya amiga, se pueden morir de gusto tus alumnos. Un beso grandote

    ResponderEliminar
  17. Gambetas gracias por ese sobresaliente, creo que el pobre Javier lo necesitaba, es aun mas fantástico viniendo de vos jeje.Un beso grande.

    ResponderEliminar
  18. sabes, medea...saes, no has conseguid un 10, que va...cuando yo soy quien debe de calificar lo hago como me da la gana...y atendiendo a esta norma te doy un 11.5...eso es mas que una matricula de honor...natali, si no esta de acuerdo conmigo, la dejo suspendida y que no se hable masss...
    mil besos, medea.

    ResponderEliminar
  19. Muy bien has plasmado la historia Medea,
    un placer pasar a leerte,
    que tengas una bonita semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. La redacción de sobresaliente. Vamos pues no se ha explicado bien el niño ni nada jeje.
    ...Y si, Javier, si, la tele, la lavadora, la bailarina, todos son robots....
    Besossssss

    ResponderEliminar
  21. Muy bueno Medea. Perfectamente trazados las vicisitudes de este angelito con su redacción. Me alegro de que te decidieras a participar y sé lo que se siente, ese monillo cuando no has escrito. Eso es porque has adquirido conciencia de juevera...jaja.
    Me alegro y de nuevo mi enhorabuena por darnos tu relato

    ResponderEliminar
  22. Medea, muy bien transmitido el miedo ante la página en blanco que siente el niño y también nosotros los mayores. Ojalá todos los profesores consiguieran provocar el río de imaginación que tú has conseguido .
    La melodía de la caja de música me ha retrotraído a una de mi niñez que bailaba el "lago de los cisnes". !Qué tierno!.!Ánimo!

    ResponderEliminar
  23. Gustavo,Gracias por esa notaza que me pones, a mi o a Javier, eso da lo mismo. Es cierto como le dije a Nátali, que no me vinieron las musas a visitar, no me resultaba fácil el tema propuesto y al final el viernes no pude mas con el "mono"y ¡cuánto me alegra que os haya gustado lo que salió!Al menos esta vez me he podido leer las veinte o veintitantas entradas que ha tenido la convocatoria de este jueves y comentar casi todas .Un beso grannnnnde Gustavo.

    ResponderEliminar
  24. Muchas Gracias Ricardo por visitar mi blog y por tu comentario, sabes que eres bienvenido. Un beso.
    Inma, gracias por tu comentario y por...estar ahí y aclararle ciertas dudas a Javier que eso del progreso, lo tiene un poco confuso. Un besazo

    ResponderEliminar
  25. Gracias Maria José por tu comentario. Si...tú lo has dicho, yo no hubiera sabido decirlo mejor, debe ser eso conciencia de juevera,jajaja Un beso grande
    Piscis:¡qué bien definido! la página en blanco y así se me mostraba cada vez que pensaba en el tema de este jueves “robotica”y si soy del todo sincera te diré que en esta ocasión me gusto lo que salió. Me alegra haberte traído recuerdos de la niñez, mi chico también recuerda el lago de los cisnes en una especie de pagoda que había en su casa. Un beso grande

    ResponderEliminar
  26. Madredelamorhermoso...aún no había leído tu aportación al pasado jueves y ya tienes publicado el de esta semana que está por llegar. Soy más lenta que el caballo del malo. Pero mi tiempo no da para mucho más.

    Me ha encantado leerte. Volveré para dar un paseo por tu blog. De entrada ya le he dado Matricula de Honor. La misma nota que se merece Javier, el que se cree que no es bueno en letras. Un relato genial, Medea.

    Un abrazo.

    Maat

    ResponderEliminar
  27. Muchísimas Gracias Maat,jajaja me he reído con tu exclamación. Soy tan lenta como la que más por eso este relato está entre los rezagados del viernes. Hasta el viernes por la mañana tenía como bien me ha dicho alguien, el folio e blanco y tenía "mono" de escribir, así que esta semana es casi un micro para que de tiempo a la propuesta de Teresa el fin de semana.
    Ni que decir tiene que te agradezco esa nota que le has puesto al niño que todos llevamos dentro en este caso a Javier

    ResponderEliminar