miércoles, 9 de febrero de 2011

BESOS. Este jueves un Relato



El besoy sus distintas acepciones dependiendo de a quien, donde, cómo y cuándo y por último el beso en clave de humor…picante.


Cuantas cosas cabría decir sobre los besos, desde el primero que recuerdas hasta hoy, por suerte no hay manera de contabilizarlos, si son contables, peor que peor.


El primero que nos dieron es imposible de recordar posiblemente era el de nuestra madre cuando por primera vez nos pusieron entre sus brazos recién aparecidos de entre sus piernas, luego seguro que vinieron muchos más pero al menos yo no los recuerdo, o bien mi madre no era especialmente besucona, nos ha querido con locura pero ha estado más pendiente de corregirnos, enseñarnos, protegernos y regañarnos que de besarnos (sin que esto quiera decir ni mucho menos que no nos besara, pero no lo recuerdo de una manera especial, quizás eran besos muy mecánicos o automáticos). Creo que recuerdo más un beso de mi padre que se derretía cual helado de vainilla a cuarenta grados, cuando te colgabas de su cuello y lo besabas y entonces…podías pedirle la luna.


Luego vinieron otros, esos…eran terribles, los de la tía Auca que cada vez que nos visitaba, te espachurraba la cara, te dejaba los dedos marcados y toda la cara llena de carmín y la mayor parte de las veces…mojada ¡¡qué asco!! No lo podía soportar y mi madre me daba un pellizco si se me ocurría limpiarme la cara con la manga delante de la tía Auca. Eso si además no te llamaba “pollito” porque hace mil años cuando tenias tres o cuatro menos te había visto con un abrigo amarillo y un gorrito naranja precioso, (seguro que si viviera ahora cuando yo me encuentro muy cerca de los cincuenta, me seguiría llamando pollito).


Los besos entre hermanos, si, entre hermanos de padre y madre, ese beso obligado que te hacen darte con tu hermana después de haberte tirado de los pelos para hacer las paces, cuando lo que estas deseando es tirarle otro mordisco y dejarle todo el moflete bien señalado.


El beso entre amigos, este merecería un apartado especial así que solo diré que en este beso, me parece más significativo el abrazo que lo acompaña y el calor-ternura que desprende ese abrazo, pero también están los medios besos, los enteros, los grandes, los petons, los bicos, los besillos,(estos últimos aunque son pequeños dan para más que los medios besos y encima a repartir)


Los primeros besos robados en la adolescencia, esos que ves venir y no te apartas esos que apenas te rozan y te sonrojan, esos robados en el portal cuando te acompañan o acompañas a casa por primera vez. Dulces, tiernos, castos y tímidos besos.


Pasada esa etapa de sutil ingenuidad, llega ese primer beso del que ya te ha hablado alguna amiga, ese beso que dura más tiempo, ese en el que de repente te encuentras con su lengua tocándote la campanilla, por ello llamado también “beso de monaguillo” y el primero...como que no te resulta muy agradable, ha provocado una reacción que no esperabas en distintas partes de tu anatomía y esa reacción... entonces buscas el segundo para comprobar que lo que has sentido se debe a ese beso y... si, no cabe duda ha sido efecto del beso. Muuuucho más mojado que el de la tía Auca, pero este siiiii te gusta.


Después de ese primero vienen muchos más, los que se dan con los dientes, con la boca con los labios pero que no se limitan a la boca y los labios, estos se los dejamos a alguna edición de “la sonrisa vertical”


Y por último el beso más dulce, el que le das a tu bebé, a tu hijo, esos primeros besos que huelen a canela y vainilla esos besos al sacarlo del baño en su cuello, en su barriguita en sus pies que le arrancan carcajadas, esos besos que tienes que contener para no pegarle un mordisco, esos besos... que le enseñan a besar, a manifestar su cariño, a saberse querido.


El beso de Jaimito


Iba la criatura de la mano de su madre, salían de la tienda del pan, cuando en la puerta se encuentran con Margarita y su mamá. Las mamás se saludan afectuosas, suelen verse en la puerta de la escuela y los niños son amiguitos.


Jaimito se lanza sobre Margarita y le da tremendo beso en la boca de esos que llaman de tornillo a lo que la niña tampoco se resiste. La madre de Jaimito tira de él, no sin esfuerzo, para separarlo de Margarita y la madre de esta tira a su vez de Margarita poniendo el grito en el cielo por el atrevimiento de Jaimito.

-Mamá-Jaimito hijo, a las niñas no se les besa así,¡¡qué barbaridad!! A las niñas se les besa en la mejilla.

-Margarita- sí, sí, eso en la almejilla, en la almejilla.

 
Ve a por más besos o medios besos en casa de GUS

38 comentarios:

  1. Más o menos todos esos besos me recuerdan a escenas similares ya pasadas y vividas que ahora reconfortan y gusta recordar, pero con ese chiste (que por cierto no esperaba), me has hecho reir... pero reir.

    Gracias, me viene bien... como os vaís adelantando parece que al menos me dará tiempo de leeros.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Besos recordados todos,todos vividos con una intensidad... dulces, tiernos, plenos.
    Jaimito muy al dia y la niña listilla ella. jajaja.
    Me ha gustado mucho. Besitos.

    ResponderEliminar
  3. te puedes creer que he aprendido un beso nuevo hace ná
    en serio, nada de besos raros, no, Y fue una chica, guapa por más señas
    juer, a mis años y aprendiendo un beso "austriaco"

    ResponderEliminar
  4. Qué buen repaso por el catálogo universal de besos !! Me he reido al recordar los besos húmedos de alguna tía...yo también me limpiaba con la manga , lo que valió mas de un coscorrón.
    Y Jaimito tiene fama de listo, pero la Margarita esa... no se queda corta. Muy bueno !!!

    ResponderEliminar
  5. Creo que el mejor que se recuerda fue aquel furtivo, rapido que nos dieron de jovencitas, en mi caso despues de aquel vinieron muchos porque alimento mi sed de ellos por muchos años, fue mi primer amor y el ultimo.
    Hermoso relato
    Primavera

    ResponderEliminar
  6. Hola Medea. Un buen recorrido besucón que termina con la gracia de Jaimito... bueno de la Margarita.
    Besinos

    ResponderEliminar
  7. ¡Caramba con la niña! jajajjajajajaj.
    Una buena y matizada exposición de besos.
    Un beso de colega que aplaude.
    Mariví

    ResponderEliminar
  8. la parte subliminal que la hay es estupenda, muy buena entrada.

    ResponderEliminar
  9. Muestrario muy completo de besos de todas las tipologías.
    Me toca y me apunto albeso de amigo, con abrazo, claro.

    ResponderEliminar
  10. jajajaja buen catálogo de besos, sensaciones y pálpitos a consecuencia de los besos...
    Jaimito... muy pecoz el niño... jajajaja
    Y la canción...una pasada....
    Besitos, querida amiga.

    ResponderEliminar
  11. Matices me alegro de que te haya gustado, después de un último jueves de sentencias, me incliné a ponerle un poco de chispa a este jueves.Mil besos

    ResponderEliminar
  12. San, gracias por tu comentario, hay besos que al recordarlos te hacen reír por la situación, otros te invaden de ternura y aunque solo podamos recordar determinados besos…siempre es un grato recuerdo. Besito y cariños

    ResponderEliminar
  13. Javier nunca es tarde para aprender a besar en otro idioma jajaja y si además te gustó, bravo por ti y a ver si nos dices en qué consiste jajaja.Un besin o besillo como quieras.

    ResponderEliminar
  14. Primavera espero que ese primer-ultimo amor siga ahora a tu lado porque si no tendrás que buscar alguien que te bese, los besos alimentan también nuestro alma y son necesarios, una racioncita todos los días. Un beso preciosa.

    ResponderEliminar
  15. Celia cariño, me alegro que te hayas paseado por mi recorrido de besos.
    Uno grande para ti.

    ResponderEliminar
  16. Mariví, gracias por tu comentario, espero de verdad que Jaimito os arranque a todos una sonrisa. Un beso con cariño.

    ResponderEliminar
  17. J.G. Agradezco tu visita y amable comentario, luego pasaré por tu blog.

    ResponderEliminar
  18. Juan Carlos en ese muestrario se me han quedado besos pero si no lo iba a alargar mucho jajaja.
    Por supuesto te toca el beso de amigo con sincero abrazo,

    ResponderEliminar
  19. Luna me alegro que te haya gustado el repaso y como le digo a Marisol y a Juan Carlos, se han quedado algunos en el tintero. Pero el del picarón de Jaimito había que meterlo para arrancar algunas risas aunque sea subidito jajaja. Un beso...con abrazo.

    ResponderEliminar
  20. jajaja. En la almejilla dice.
    Muy bueno.
    Yo creo que todas nos hemos sentado en las rodillas de papi besandole y pidiendole la luna.
    Un beso

    ResponderEliminar
  21. Jaja coñe con Jaimito.
    Yo ultimamente recuerdo los que me negaron más que los que dí, pero bueno, todo se termina superando. Nos leemos a mi vuelta, un besote.

    ResponderEliminar
  22. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  23. Y están aquellos besos que no dí. Y aquellos que no me había esperado en modo alguno.
    Además, Judas Beso a Jesús.
    Y ese beso que le hubiera dado Ingrid Berman o a Ana Belén después de haber visto aqueella peli...

    Tésalo

    ResponderEliminar
  24. Hola Medea, un gusto. Besos diversos y versátiles que encarnan diversos y versátiles amores. ¡¿Y quien no ha tenido una tía como la tuya?!, yo tuve una que además de lo que describes te apretaba las mejillas ( ¡almejillas, já!) hasta dejarlas rojas!... ternura y sonrisas me ha provocado tu post, se agradece.
    Me alegra tu paso por La Cala y te dejo un saludo fraterno desde el confín austral!

    ResponderEliminar
  25. El mejor, el beso de Jaimito, no era tonto el truán.
    Una buena descripción de todos los besos posibles y como darlos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  26. Una cascada de besos esparcidos por doquier para que cada uno lo haga suyo.


    uff las interpretaciones que pueden llegar a suceder por problemas auditivos,pobre Margarita

    besiños

    ResponderEliminar
  27. La versatilidad de los besos... de estos se venderían como golosinas en cualquier tienda... besos!

    ResponderEliminar
  28. Besos a borbotones por aquí y por allá. Me acordé un personaje EL BESUQUEIRO un brasilero que entraba a las canchas a dar besos y seguía los artistas y los encaraba del mismo modo. Besos que deseamos, besos molestosos, besos que no podemos contener porque se desborda nuestro amor o nuestra ternura. A todos ellos, les has brindado un lindo homenaje. Lo de Jaimito, un aplauso aparte: siempre es bueno reir un poco (y más también)

    Besotes en cantidades industriales, bueno por si algún dia me olvido de dejarte alguno.

    ResponderEliminar
  29. Creo que me los tendrás que recordar el próximo 2 de Abril, tanto besuqueo me ha desconcertado y sólo me he quedado con el de Jaimito, el de la "mejilla" claro.

    Besos

    ResponderEliminar
  30. acabo de crear la fábrica del medio beso...y la producción ya está en marcha. sólo hay una pega: hasta que no se ha gastado el primer medio beso, no sale a la calle el segundo medio beso....y así...
    tengo entendido que he tenido mucho éxito, pues como buen empresario que soy, ya me encargué antes de haber robado todos , absolutamente todos los besos que fuiste dejando...así que a lo que parece, ahora, la gente está como loca buscando por los aires los medios besos que dejo salir de mi fábrica...por cierto, quien atrapa esos medios besos, me debe un euro...
    medeaaaa, que esta vez te ha salido redondooo el relatoo...hasta con jaimito y todo...

    ResponderEliminar
  31. De lso primeros besos que he dado, el que tengo más presente es el que le di a mi hija mayor apenas nacer...fue en su naricita y me hizo soltar lágrimas de profunda emoción!


    te dejo un abrazo!

    ResponderEliminar
  32. Medea!!!! Hermoso relato, lleno de recuerdos!!! Solo me falta el último poder sentirlo, cuando tenga un hijo pero todavía soy jóven para eso jeje 21!!! Voy a esperar más tiempo!!! Besote!!! :0)

    ResponderEliminar
  33. Tantos besos en la vida etiquetados en el sentimiento que no sabria con cual quedarme.
    Me ha encantado leerte y reirme con la listilla de Margarita ajjajaja.
    Besos

    ResponderEliminar
  34. Hola Medea,
    me he reído con tu relato.. con esos besos de la tía y los besos de los hermanos, obligados por los padres... Y luego el beso de monaguillo, cuya primera impresión es... bueno, tú lo has descrito muy llanamente y bien.
    El chiste no lo conocía. ¡Sí que van fuertes estos niños!
    Un abrazo (por variar)

    ResponderEliminar
  35. Un beso de amiga,sigue asi ,lo de escribir se te da muy bien

    ResponderEliminar
  36. Tu relato me ha hecho recordar tantos momentos, algunos incluso se han revivido, besos para cada momento, los besos de nuestra vida.

    ¡¡¡¡ HURRA, por Margarita !!!!

    Seguro que Margarita sera una mujer muy feliz.

    Ósculos en las mejillas.

    Genial Medea.

    ResponderEliminar
  37. Mi querida Medea comparto muchos de los besos que has enunciado y cómo no el último. A mi tampoco me besaron mucho o por lo menos asi lo recuerdo pero yo si he sido muy besucona. Me ha gustado mucho porque me he identificado totalmente. Ah y perdona que haya venido tan tarde a leerte.
    Un besazo de amiga, de esos con abrazo tierno y cálido

    ResponderEliminar
  38. Yo vengo muy atrasada con lo de los jueves, pero me disculpo porque estuve unos dias afuera, y ya he visto que en otros jueves vengo pisandote los talones. Je!
    Me encantó el listado de besos de todo tipo y sus descripciones. Medea de verdad que debes haber hecho un trabajo de memoria y hurgar en los recuerdos, y de paso con yus recuerdos me tocas los mios, y te lo agradezco!
    De los besos que me disgustaban me acuerdo el que mi abuela me obligaba a darle a mi bisabuela, una viejecita que estaba postrada en una cama. Mi abuela me llevaba a visitarla con ella, pero aunque adoraba a mi abuela, esa otra viejita que yo no conocía, ya que conmigo no hablaba, si bien estabamos ligada por sangre para mi no tenía significancia.
    Te mando un gran beso

    ResponderEliminar